Del viaje misionero al ciudadano permanente. Tu guía para la doble ciudadanía

¿Ha viajado recientemente en un viaje misionero para ayudar a los necesitados y, mientras estaba allí, se dio cuenta de que el lugar en el que estaba estaba pidiéndole más? Tal vez te enamoraste de la ubicación, los lugareños o incluso las tradiciones. Si bien puede pensar que sus futuras visitas serán solo como invitado, puede estar equivocado. Podrías convertirte en ciudadano.

Lo has leído bien, muchos países ahora ofrecen programas de segunda ciudadanía que permiten que las personas se conviertan en residentes permanentes del país sin renunciar a la ciudadanía de su país de origen. ¿Cómo funciona esto exactamente?

El camino a la ciudadanía

Hay un par de formas en que puede convertirse en ciudadano de otro país. Lo más fácil y lo más común es hacer una inversión. Básicamente, realiza un pago al país en el que desea residir y después de una exhaustiva verificación de antecedentes y un breve período de espera, se le entregará un pasaporte.

El monto de la inversión varía según el país. Por ejemplo, en Guatemala, puede invertir $ 60,000 para convertirse en ciudadano. En Australia, estás viendo millones de dólares.

Razones para la doble ciudadanía

Entonces, ¿por qué exactamente quieres obtener una segunda ciudadanía a otro país? Aquí hay un puñado de razones:

· Facilidad de viaje: si le gusta viajar a dicho país de manera regular, convertirse en ciudadano podría tener sentido. Ya no tendría que esperar en la fila del aeropuerto como lo hacen los visitantes. También abriría la puerta para posiblemente hacer negocios en el país o incluso comprar una propiedad.

· Acceso a más ubicaciones: como ciudadano de EE. UU., Puede viajar fácilmente a Puerto Rico ya que es un territorio de EE. UU. Muchos otros países también tienen relaciones entre ellos. Esto significa que si se convierte en ciudadano de un país, es posible que también pueda viajar y disfrutar más fácilmente de otros lugares.

· Impuestos más bajos: en algunos casos, puede pagar impuestos mucho más bajos cuando se convierte en ciudadano de otro país. Pero no solo creas mi palabra. Asegúrese de ejecutar esto con su asesor fiscal para asegurarse de que está pagando su parte legal de los impuestos sobre la renta de los Estados Unidos.

· Calidad de vida: como puede atestiguar cualquiera que haya viajado al extranjero, la mayoría de las veces es un tiempo de relajación y rejuvenecimiento. La calidad de vida es simplemente mejor. Cuando te conviertes en un ciudadano doble, puedes disfrutar más fácilmente de esta mayor calidad de vida.

No piense que su única opción para visitar países es hacerlo como visitante y seguir las estrictas normas y reglamentos que acompañan a este estado. Tómese un tiempo para investigar si es posible obtener la ciudadanía y tiene sentido para usted.

Al final, hay muchas razones para obtener la doble ciudadanía y cada persona tendrá sus propias razones. Depende de usted decidir si los beneficios de obtener un segundo pasaporte superan el proceso. En la mayoría de los casos, encontrará que obtener un segundo pasaporte hará que su vida sea mucho más agradable.